Destino: la Sierra de Albarracín, esencia aragonesa.

febrero 6, 2014 Por: Ibérica Turismo - No hay comentarios

Estos últimos días, la comarca aragonesa de la Sierra de Albarracín está de moda. Y no es para menos. Ha conseguido estar en el puesto 25 del ranking de destinos más buscados del mundo que efectuó una conocida web de turismo.

Y no les falta razón.

Cualquiera que haya investigado un poco sobre la zona o la haya visitado, estará más que de acuerdo con ese ranking. Y es que la Sierra de Albarracín es un destino multiturístico.

Nuestro amigo Julio César Enciso, propietario de la Casa Rural Julio en Terriente, que se encuentra a tan sólo 20 minutos de Albarracín, nos ha enviado tanto la información como las fotos necesarias para que pudiéramos escribir nuestro post de hoy. Lo cual le agradecemos infinitamente.

Así que conozcámosla un poco más.

Tierra fértil donde las haya, la Sierra ha sido morada desde la Prehistoria hasta nuestros días por innumerables civilizaciones. Celtas, romanos, bereberes o cristianos han sabido apreciar la riqueza del lugar por su clima lluvioso, su escarpada orografía, su abundante caza y sus cañones, peñas, barrancos, valles y extensos bosques de sabinares, coníferas y encinas.

Sierra de Albarracín0

El hecho de que en sus tierras nazcan los ríos Tajo, Júcar, Guadalaviar, Cuervo y Cabriel ha provocado que sus paisajes, fauna, flora, arquitectura e incluso el carácter de sus habitantes sea tan especial. Cuenta además con el título del lugar más frío de España, habiendo llegando en más de una ocasión a -20º, por lo que su invierno es uno de los más crudos pero más bellos de la Península.

Cabe destacar una de sus más conocidas y bellas localidades que, además de darle nombre, ha sido declarada Monumento Nacional, tiene la Medalla al Mérito de las Bellas Artes  y ha sido propuesta como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: Albarracín.

Albarracín

Sus calles, empinadas y estrechas, y el color de sus edificios, de un tono rojizo llamado rodeno, hacen que la localidad sea pintoresca y única. Además, muchos de sus edificios, los que miran al Guadalaviar, están colgados sobre el peñón, poseyendo unas imágenes inigualables.

Albarracín

Su perímetro, rodeado de murallas de origen islámico, hizo de ella una fortaleza prácticamente inexpugnable, lo que ha provocado que su fisionomía esté tan bien conservada. Dentro de él podemos contemplar los monumentos que la pueblan. Monumentos como la Catedral del Salvador, antiguamente románica que se reformó con el tiempo con elementos barrocos y renacentistas; la Casa Julianeta, representante de la arquitectura del lugar; el Castillo, antiguo alcázar musulmán que está en proceso de restauración; las Torres del Andador y de Doña Blanca; la Calleja del Postigo; el Puente Colgante o la Casa Consistorial.

11

22

Y como es un lugar bastante fresquito, su gastronomía tiene que ir acorde a su clima. Gachas, migas, sopas de ajo, caldereta o, por supuesto, el exquisito jamón D.O de Teruel se sirven en todos los hogares, restaurantes y casas rurales de la zona.

Y como no podía ser menos debido a su orografía, la Sierra de Albarracín se ha convertido en lugar de encuentro de muchos escaladores que disfrutan de los cientos de bloques en los que practicar.

Ahora sí que no hay excusa para aparcar el viaje a la Sierra de Albarracín por más tiempo. Como decíamos al principio, se trata de un lugar multiturístico, es decir, un lugar para los amantes de la escalada, para los de la buena gastronomía, para los fotógrafos más prolíficos, para familias, parejas, senderistas y para todo aquel que sepa apreciar las cosas buenas.

Así que visitar nuestro portal Ibérica Turismo, elegir alojamiento y fecha y a disfrutar de vuestra estancia.