¡¡Feliz San Valentín!!

febrero 14, 2014 Por: Ibérica Turismo - No hay comentarios

Bueno pues aquí está  la segunda fiesta, después de las navidades, más comercial del año.

Y es que desde un tiempo a esta parte, lo comercial ha sustituido a lo tradicional dejando solamente resquicios de lo que una vez fue. Lo que antes se celebraba con ilusión y por un motivo más que aceptable, hoy en día se celebra casi por obligación.

Viajes, cenas, perfumes, joyas,  ropa interior, flores, tarjetas, bombones o cualquier otro presente que se nos ocurra están ese día más que solicitados. Y es que ¿quién se atreve a no comprar algo a su pareja en tan señalada fiesta?

1262thickbox

bombones-san-valentin

Si no lo haces puedes correr el riesgo de que tu pareja te tache de insensible, aburrid@ e incluso puede provocar una ruptura no deseada. Y es que nos han llenado la cabeza tanto con esta festividad que el pasotismo ante ella, a no ser que sea compartido, puede ser muy que muy peligroso.

Los que mejor viven este día, sin duda alguna, son l@s solter@s y sin compromiso. No tienen que estar pendientes de en qué día cae, qué le compro, qué presupuesto tengo para hacerlo, ¿le gustará? ¿habré acertado o como siempre me espera una cara de circunstancia? Ell@s pasan este día como uno más de su vida mientras ven al resto de aquí para allá ultimando los detalles de un día que creen, será inolvidable.

Las raíces de esta fiesta se remontan al siglo III después de Cristo. Se cuenta que en aquella época, el emperador Claudio II de Roma prohibió los matrimonios ya que creía que si se casaban, los jóvenes perderían el vigor necesario para la lucha. Y así se hizo hasta que un sacerdote llamado Valentín empezó a casar en secreto a las parejas de enamorados.

valentine

Enterado el emperador, mandó encarcelar a Valentín y lo ejecutó el 14 de febrero del año 270 después de Cristo. Desde entonces, esa fecha, la de la muerte del sacerdote, se considera el día en que los enamorados deben honran el valor de Valentín.

Pero realmente no fue hasta 1840 que empezó a difundirse esto de tener que regalar algo a tu enamorad@. La idea fue de una mujer, Esther A. Howland, quien empezó a diseñar y vender los famosos “valentines” o postales de San Valentín. Pronto los países anglosajones vieron el filón al negocio del amor y la explotación del mismo ha llegado, de forma masiva, hasta nuestros días.

howland-800dpi-25pct

Esther_Howland_Valentine_card,__Affection__ca__1870s

En países como Gran Bretaña o Italia, el día de San Valentín, las mujeres solteras en edad de casarse se asoman a su ventana antes del amanecer. Si pasa un hombre por enfrente de ellas, entonces la mujer se casará con él.

En los países del sur de América ni siquiera se celebra. Ellos prefieren festejar la semana de la amistad y del amor, que engloba a todas las personas a las que quieres sin individualizar a nadie.

Y aquí en nuestro país, no oímos hablar de tal fecha hasta mediados del siglo XX, en la que unos famosísimos grandes almacenes vieron la oportunidad de hacer dinero.

Canciones, iconos como cupido, películas, libros y todo tipo de imágenes visuales han hecho de este día una irremplazable máquina de hacer dinero. Este año, tal y como están las cosas, veremos cómo se portan los valentines con nosotros.

cupido

Y aunque es algo que debería celebrarse cualquier día del año y sin necesidad de “comprar” el cariño de nuestr@ enamorad@, bueno es dedicar un día completamente al amor y a lo que ello conlleva, estés o no estés enamorad@.

Así que a disfrutar del día. Que os regalen muchas cosas y no dejéis de decir lo que sentís por las personas a las que queréis, sea el día que sea.

¡¡¡Feliz San Valentín!!!