Qué ver en … Astorga I

junio 11, 2014 Por: Ibérica Turismo - No hay comentarios

Hablar de Astorga es hablar de historia, de monumentos, de valor patrimonial y del cocido maragato.

Ostenta nada más y nada menos que siete declaraciones de Bien de Interés Cultural. La propia Astorga y el Castrillo de los Polvazares como Conjunto Histórico y el Entorno del Palacio Episcopal, la Catedral de Santa María, la Ergástula Romana, el Palacio Episcopal y el Ayuntamiento como Monumentos Históricos.

Su arquitectura abarca épocas como la romana, la románica, la gótica, la renacentista, la barroca y la modernista. Y ejemplo claro de ello es el conjunto de la Catedral y el Palacio Episcopal, dos estructuras totalmente distintas que conviven en absoluta armonía.

IMG_2929

Sus calles son una continua sorpresa que nos van enseñando a través de nuestro recorrido que hay ciudades que han sabido guardar la esencia de los siglos entre sus piedras y que no es necesario ni avergonzarse de ciertos pasajes ni enorgullecerse de otros, sino convivir con ambos en perfecta simbiosis.

Nuestro paseo a través de su historia comienza con la época romana. De ella se conservan dos termas, una de red de cloacas que aún está en uso, un foso, un templo, parte de la muralla, una Domus y la Ergástula, galería sobre la que se instaló el Museo Romano.

DSC_0111

Adelantándonos más en el tiempo, nos encontramos con la Iglesia de Santa Marta, edificada en honor a la patrona de Astorga, una de las más antiguas de la localidad o la Iglesia de San Julián de estilo románico. Ambas claro ejemplo de la belleza monumental.

DSC_0009DSC_0225

La ciudad, asimismo, cuenta con varios museos: el Museo Romano, el Museo Catedralicio, el Museo del Chocolate o el Museo de Semana Santa, cuyas paredes albergan auténticas obras de arte.

Pero sin duda, tres son los edificios por los que más es conocida Astorga: el Ayuntamiento, la Catedral y el Palacio Episcopal.

El Ayuntamiento de Astorga de principios del siglo XVII destaca por las gárgolas que lo adornan y el fantástico campanario en el que se encuentran dos muñecos vestidos de maragatos, llamados Juan Zancuda y Colasa, que marcan las horas golpeando la campana con un mazo.

DSC_0006DSC_0026

La Catedral, dedicada a Santa María, data del siglo XI aunque a lo largo de la historia ha sufrido diversas reformas que le han conferido tener elementos góticos, renacentistas y barrocos. Su fachada es de estilo barroco churrigueresco.

DSC_0160DSC_0162

El Palacio Episcopal es obra de Gaudí. De estilo neogótico fue construido con granito gris. En los exteriores se conservan las figuras de tres ángeles, diseñados por Gaudí pero que nunca llegaron a ocupar el lugar que él había pensado para ellos.

DSC_0005

Mucho más hay que ver de Astorga, pero antes de continuar lo mejor es acercarse a uno de los muchos restaurantes que hay y prepararse para comer un cocido maragato. Una delicia para el paladar que sólo puede tener de postre alguno de los chocolates que tan famosos han hecho al lugar. Una siesta española y por la tarde a seguir con la visita.

Y recuerda que si quieres conocer Astorga y alrededores, en Ibérica Turismo tenemos los alojamientos que necesitas.