Qué ver…La Alhambra de Granada. II Parte.

noviembre 15, 2013 Por: Ibérica Turismo - No hay comentarios

La Alhambra es un extenso conjunto cuya visita requiere como mínimo de media jornada. Las áreas principales de la Alcazaba, los Palacios Nazaríes y el Generalife son las únicas que requieren billete para su entrada. El Palacio de Carlos V y el museo de la Alhambra tienen entrada gratuita.

Aquí os vamos a hablar una poco de cada uno de los recintos.

La Puerta de la Justicia es en la actualidad casi la única entrada al recinto amurallado de Madina Al-Hamra. Es una torre unida a las murallas que se levanta altiva e imponente, desafiante al tiempo y a las generaciones humanas que no han podido hacer merma de su esplendor y grandeza.

lapuertadelajusticiaPuerta de la Justicia

La Puerta del Vino, cuyo nombre le viene por el mercado del vino libre de impuestos que tenía lugar en su interior desde 1554, es la puerta que da acceso a la Alhambra alta, donde vivían casi 2000 habitantes y servía de frontera entre los núcleos militar y civil.

puerta_del_vino__2_Puerta del Vino

La Alcazaba es una de las partes más antiguas de la Alhambra llegando a ser incluso anterior a la llegada de los musulmanes a Granada. De todas formas, el conjunto actual se lo debemos a Mohamed I, quien amuralló el anterior castillo, levantó defensas, tres nuevas torres (la Quebrada, la del Homenaje y la de la Vela), y  convirtió a la Alcazaba en una auténtica fortaleza, donde el monarca establecería la residencia real, función que conservó en el reinado de su hijo Mohamed II hasta que los palacios fueron terminados. A partir de entonces quedó como fortaleza de índole puramente militar.

La AlcazabaLa Alcazaba

En ella se encuentran: la Torre del Homenaje (una de las más antiguas de la época califal), la Torre y Puerta de las Armas (entrada principal), la Torre de la Vela, la Puerta de la Tahona, la Torre Quebrada, la Plaza de Armas, la Torre de la Sultana, el Jardín del Adarve (foso que separa el interior del exterior) y la Torre de la Pólvora.

Los Palacios Nazaríes son los núcleos más importantes de la Alhambra: Mexuar, Comares y Leones. Todo suficiente para hacernos una idea del esplendor y grandeza que alcanzó una civilización en su mejor momento cultural.

Mexuar es la parte que más ha sufrido las transformaciones y la más antigua. En época árabe servía de sala de audiencia y justicia para casos importantes y en tiempos cristianos se utilizó como capilla. En ella se encuentran el Patio de Mexuar, el Cuarto Dorado, lugar donde se esperaba la autorización para entrar en el palacio y la Fachada de Comares, realizada para conmemorar la toma de Algeciras por Muhammad V en 1368.

Sala del MexuarSala de Mexuar

Patio de MexuarPatio de Mexuar

Esta da paso a Comares, que junto con el Salón de Embajadores o del Trono, constituye el núcleo más importante. Este recinto lo componen: el Patio de los Arrayanes, centro de actividad diplomática y política de la Alhambra en la que el visitante se encontraba un enorme espejo de agua en el que se reflejaba la mole blanca de la Torre de Comares, cuyas vistas explican por sí solas las razones que tuvieron los reyes nazaríes para elegir el lugar,  la Sala de la Barca, que antecede a la del trono, el Salón de Embajadores, centro simbólico del poder nazarí en que se concentra la magnificencia de la última corte musulmana en Europa.

Galería sur de ComaresGalería sur de Comares

La AlhambraTorre de Comares

Sala de la BarcaSala de la Barca

Sala de EmbajadoresSala de Embajadores

Sala de Embajadores 1Sala de Embajadores

El agua es la vida misteriosa de la Alhambra;

produce la vegetación exuberante de los jardines,

el esplendor de los arbustos florecientes, descansa

en las albercas que reflejan las elegantes salas porticadas,

 chisporrotea en las fuentes y corre murmurando,

dentro de estrechos canales, por

medio de las salas reales. “Un vergel por el que

corren los riachuelos” dice el Corán del paraíso.

Titus Burckhardt, historiador de arte suizo.