¡¡Salamanca!! Escapada de dos días.

octubre 14, 2013 Por: Ibérica Turismo - No hay comentarios

Hoy os queremos hacer una propuesta para una escapada de un par de días: Salamanca.

Situada en el sur de Castilla y León, Salamanca es una ciudad universitaria, alegre, culta y divertida que gracias a la internacionalidad de sus habitantes hacen de ella un lugar en el que no te aburrirás.

Pero empecemos con la visita.

Primer día.

Una vez que hemos dejado las maletas en nuestro alojamiento y hemos aparcado el coche, ya que no nos hará falta, la primera parada obligatoria es la Plaza Mayor. De estilo barroco, es junto a la de Madrid, una de las más bellas de la península.

En ella se concentran, a todas horas y en cualquier época del año, los estudiantes universitarios que le dan a la ciudad esa frescura juvenil. Ya sea en las terrazas que pueblan los soportales de la Plaza, en los bancos o en el mismo suelo, la Plaza es un lugar de quedada y reuniones. Allí puedes tomarte algo en el café Novelty, el más antiguo de Salamanca y punto de encuentro de políticos, artistas y escritores como Unamuno o bien probar los helados por los que se hace tanta cola en época estival.

Rodeando la Plaza encontrarás docenas de lugares donde comer unas buenas tapas de jamón de Guijuelo o sus famosas “patatas meneás, así como restaurantes de todo tipo como el bar Bambú con sus menús diarios, el Mesón Cervantes con variedad de tortillas o disfrutar de una buena paletilla de lechal mientras admiras las vistas en el Plaza 23.

Pero dejemos de comer y sigamos con la visita.

Otra parada obligada es la Casa de las Conchas que, pegada a la Plaza Mayor, de estilo gótico y elementos platerescos, se ha convertido en uno de los muchos reclamos turísticos por las más de 300 conchas que decoran su fachada y que hoy en día alberga una biblioteca.

Casa de las Conchas

Después continuamos camino hacia la Catedral de Salamanca, dividida en la Vieja y la Nueva. Adosadas la una a la otra es un placer recorrerlas tanto por el exterior como por el interior e intentar encontrar en su fachada principal, la famosa escultura del astronauta.

Astronauta en la Catedral

Muy cerca nos queda otro lugar de interés paisajístico y literario: el Huerto de Calisto y Melibea desde las que disfrutaréis de unas fantásticas vistas del Tormes.

Y si aún no estáis cansados, podéis acercaros a visitar la Universidad de Salamanca, la más antigua de España y en la que Fray Luis de León decía aquello de: “como íbamos diciendo ayer” después de haber pasado varios años encerrado. En su fachada, de estilo plateresco, decenas de turistas intentan encontrar la famosa rana para que se cumplan sus deseos.

Fray Luis y la Universidad

Y para el primer día ya está bien. Unos pinchos en la calle Van Dyck y una copa en los aledaños de la Plaza Mayor y acabaremos un día redondo.