Santillana del Mar, la ciudad que ni es santa ni es llana ni tiene mar.

mayo 21, 2014 Por: Ibérica Turismo - No hay comentarios

Cantabria es una de las comunidades más bellas de nuestra península. El verde de las montañas, el azul del mar, su arquitectura, su gastronomía, sus gentes, son la seña de su identidad.

Y como en todos los lugares, siempre hay una localidad que destaca entre todas. En Cantabria muchas destacan pero, sin desmerecer a ninguna, que ya hablaremos de ellas, hoy vamos a hablaros de la famosa Santillana del Mar.

Curiosamente, como ocurre en muchas otras localidades, su nombre la precede. Y decimos su nombre literalmente porque es conocida por encerrar no uno sino 3 engaños. Santillana del Mar ni es santa, ni llana y mucho menos tiene mar. Curiosidades que seguramente encierran alguna historia.

Paso obligado del Camino de Santiago, Santillana del Mar encierra alguno de los monumentos arquitectónicos más bonitos. Y es que en Santillana todo permanece. Han pasado los siglos, sus gentes pero sus obras siguen estando incólumes para recordarnos y evocarnos una parte de nuestra historia.

santillana-del-marsantillana-del-mar-4

En la actualidad es uno de los centros turísticos más conocidos de España. Su notable grado de conservación lo han convertido en un lugar donde el visitante puede transportarse a otra época con gran facilidad. Además es sede de una intensa actividad cultural que se desarrolla a lo largo de todo el año en sus centros y salas de exposiciones y en sus museos. Muy cerca se encuentran las Cuevas de Altamira, en las que se hallan las pinturas rupestres más importantes del mundo, junto a su Museo y su Centro de Investigación, que muestra una réplica exacta de la original.

36774-1fotos-cantabria-museo-cuevas-altamira-010

Cabe destacar monumentos como su Colegiata. Datada en el siglo XII por los canónigos de San Agustín, empezó siendo una pequeña ermita visigoda hasta convertirse en un templo de estilo románico. Famoso es su Claustro de forma cuadrada del siglo XII cuya importancia, sobre todo, radica en la iconografía de sus capiteles románicos.

santillana-del-mar-44santillana-del-mar-116

Tanto la Colegiata como su Claustro fueron declarados Monumento Nacional en 1889.

A partir del siglo XV, Santillana se convierte en capital de gran parte de la mitad occidental de la actual Cantabria configurándose el tejido urbanístico en forma de Y griega que tiene en la actualidad.

De esta época son edificios tan emblemáticos como la Torre de Don Borja y la casa de Domingo Barreda, la Torre del Merino, el Palacio de los Velarde o la Plaza de Ramón Pelayo cuyas fotografías se muestran a continuación.

santillana-del-mar-3santillana-del-mar-58

santillana-del-mar-124santillana-del-mar-34

Su reconocimiento nacional se remonta al siglo XVIII a través de diversas novelas ambientadas en la zona y su fama como centro cultural viene respaldada por museos como el Museo Diocesano, el Museo de Etnografía Regional o el Museo de Jesús Otero. Junto con la tendencia a restaurar sus palacios y casonas y las exposiciones que en ellas  se hacen, hicieron que en 1943, Santillana del Mar fuera declarada Conjunto Histórico-Artístico Nacional.

Así que no tenéis excusas. No visitar Santillana del Mar por una vez en la vida es faltar a nuestro patrimonio, nuestra historia, nuestro turismo y nos haría perdernos una de las maravillas de nuestro país.

Además, en Ibérica Turismo os damos la oportunidad de poder recorrerla a través de los alojamientos que tenemos en la zona. Consultarnos y este verano aprovechar las vacaciones para recorrerla.