Semana Santa de Zamora

abril 9, 2014 Por: Ibérica Turismo - No hay comentarios

Estamos a unos días de la Semana Santa y en muchas ciudades las preparaciones para recibir a todos los turistas, la puesta a punto de sus calles y el merchandising ya están en pleno proceso. Y es que, lo que nació siendo una representación de la agonía y resurrección de Cristo para que el pueblo tuviera algún tipo de enseñanza religiosa, ha pasado, hoy en día, a ser un negocio y una tradición.

Para la mayoría de la gente,  la Semana Santa es una época de viajar, de conocer nuevos lugares y tradiciones o de disfrutar de nuestra ciudad como no lo hacemos normalmente. Y como todos sabemos, hay ciudades más conocidas por su Semana Santa que otras aunque todas tienen algo que las hace únicas.

Nuestra geografía es multicultural y eso se aprecia en cómo celebramos ciertas cosas. La Semana Santa es un buen momento para fijarnos en las grandes diferencias tradicionales y culturales que recorren la península. El norte y el sur, el este y el oeste somos muy diferentes, pero lo que hace que todos coincidamos es en el sentimiento  de tradición que llevamos arraigado.

En nuestro blog queremos poneros 2 ejemplos: una es Zamora en Castilla y León y la otra Sevilla en Andalucía.

Nada que ver la una con la otra, ni en orografía, cultura, carácter… Pero hay una cosa que a la vez les une y les distancia. Y eso es la Semana Santa. Eternos adversarios de ver quién atrae más turistas, de ver si va a hacer mejor tiempo en una ciudad que en otra; ambas intentan acaparar las noticias de los medios de comunicación en estos días.

Pero ambas lloran cuando sus procesiones no salen, ambas esperan todo el año a que esta fecha llegue, ambas viven con la misma pasión el recorrido de las cofradías por sus calles y ambas inculcan el valor de la tradición a sus generaciones venideras.

El de hoy se lo vamos a dedicar a Zamora.

Zamora

La Semana Santa de Zamora se trata de una de las más antiguas de España cuyos primeros documentos datan del siglo XII aunque fue durante el siglo XIV cuando se empezaron a crear las primeras cofradías.

Actualmente cuenta con 17 cofradías repartidas desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección, siendo también de las de más duración. Entre ellas, la más antigua es la Cofradía de la Santa Vera Cruz, que desfila el Jueves Santo por la tarde.

52 son las imágenes que recorren las calles zamoranas acompañadas de miles de cofrades. De estas imágenes destacan, por su calidad artística, belleza, autor o sentimiento hacia ellas, el Cristo de las Injurias, impresionante talla renacentista del siglo XVI catalogada por algunos estudiosos como la mejor imagen renacentista de la imaginería religiosa española; la Virgen de la Soledad, de Ramón Álvarez, considerada la Madre de Zamora; el Camino del Calvario, conocido popularmente como el “Cinco de Copas”; el Cristo de la Buena Muerte de Juan Ruiz de Zumeta del siglo XVI o La Verónica de Ramón Álvarez.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y es que en Zamora se encuentran unas de las tallas de la imaginería española más importantes, obras de grandes imagineros como son Ramón Álvarez, Mariano Benlliure, Hipólito Pérez Calvo, Higinio Vázquez, Ramón Abrantes o Antonio Pedrero Yéboles.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAIMG_0254

Todas y cada una de las procesiones merecen la pena ser vistas porque cada una de ellas tiene sus momentos pero quizás los momentos claves de la Semana Santa de Zamora son:

  • El acto central que tiene lugar en la Plaza Mayor de Zamora rindiendo homenaje a todas las víctimas de las guerras por parte de la Hermandad de Jesús en su Tercera Caída el Lunes Santo por la tarde.
  • El canto del “Jerusalem, Jerusalem” por parte del coro de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Buena Muerte que se celebra en la Plaza de Santa Lucía el Lunes Santo de madrugada.
  • La despedida y recorrido del Vía Crucis en el barrio de Olivares el Martes Santo por la tarde.
  • El Juramento de Silencio en la Plaza de la Catedral que realizan los miles de cofrades al Cristo de las Injurias el Miércoles Santo por la tarde.
  • El bombardino y las matracas que acompañan a las Capas Pardas en la noche del miércoles.
  • El coro de la Penitente Hermandad de Jesús Yacente cantando el Miserere en la Plaza de Viriato el jueves por la noche.
  • El baile que realizan la Virgen de la Soledad y el Cinco de Copas dentro de la Iglesia de San Juan siguiendo los pasos de la Marcha de Talbergh y
  • La reverencia que todos y cada uno de los pasos de la cofradía del Vulgo Congregación le hacen a la Virgen de la Soledad la madrugada del viernes.
  • El paso de la Madre de los zamoranos con la Salve final o el fin de la semana y comienzo de las romerías, el domingo de Resurrección.

Pero como decíamos, estos son los momentos más famosos y emotivos aunque no los únicos ya que las características principales de la Semana Santa de Zamora son la sobriedad, el recogimiento, el sentimiento y el silencio que inundan las calles de la ciudad y a sus habitantes.

ImagenSemanaSantaLuzYVida2009 (27)DSC_0115

La tradición se vive aquí de una manera muy castellana y, aunque la religiosidad no está ya tan presente, sí lo siguen estando los sentimientos que pasan de una generación a otra.

Sin duda, una ciudad que os envolverá en todos los sentidos en cualquier época del año, pero que en esta, es una caja de sorpresas continua.